Notas de Interés

CAUSAS EMOCIONALES DE LA OBESIDAD

El peso excesivo representa la necesidad de protección. Buscamos protección de heridas, desaires, crítica, abuso, etc. La obesidad refleja nuestro temor a la vida. Cuando sentimos que en nuestra vida carecemos de afecto, cuando depositamos nuestro amor o nuestra confianza y nos sentimos traicionados decepcionados o no correspondidos, aparece la obesidad. Cuando tenemos la sensación de que la vida no nos responde como nosotros quisiéramos, empezamos a sentirnos desprotegidos y eso se refleja en nuestro cuerpo como obesidad, el cuerpo empieza a crear una protección falsa: la grasa. De cierta forma, y de manera resumida, podemos pensar que la obesidad aparece cuando requerimos ENCONTRAR NUESTRO LUGAR EN EL MUNDO y sentimos que nuestro espacio vital está siendo transgredido y somos incapaces de defender nuestro lugar, nuestro cuerpo reaccionará ante ello, materializando más volumen, como una forma de hacerse presente y visible a quienes nulifican nuestra presencia.

El agua es símbolo de emotividad, cuando esta emotividad se vuelve excesiva, se desborda y nos sentimos heridos por cosas que no deberían lastimarnos, empezamos a acumular líquido en nuestro cuerpo, que de igual manera, se convertirán en kilos de más. Los continuos estados de depresión, el cansancio, la apatía, el desgano, el desánimo, son también causa de sobrepeso. La obesidad también tiene relación con la dificultad en las relaciones sociales. Los sentimientos extremos dentro de las relaciones de amor y odio, la emociones mal controladas. El no saber relacionarnos, rechazando a quien nos hace bien y aceptando amistades que nos dañan. Si queremos adelgazar, será necesario cambiar y transformar nuestra actitud en las relaciones humanas. Analizar en calma todo lo que es inútil o perjudicial, encuentra el gusto por la vida, digiérela, entonces el cuerpo hará su trabajo con facilidad. Luchar contra la obesidad constituye una pérdida de tiempo y energía. Las dietas no funcionan. En el momento en que dejes de seguirlas, el peso vuelve a aumentar. La mejor dieta que existe es amarte y aprobarte, confiar en el proceso de la vida y sentirte seguro porque conoces el poder de tu mente. Ponte a dieta de pensamientos negativos y el peso se encargará de si mismo. En relación con el sobrepeso, hay muchas causas que se unen. El encontrar cual es nuestro problema central, nos facilitará el trabajo, ya que podemos ubicarnos a corregir la causa.

Órganos que colaboran al incremento de peso:
El sistema digestivo, el riñón y la tiroides. Estos elementos son los responsables de que nuestro cuerpo elija los nutrimentos adecuados para nosotros y deseche todo lo que no se requiere. Si no lo hace de esta manera, nuestro cuerpo se ocupará de almacenar toxinas. 
Nuestros órganos son afectados por la manera en que manejamos nuestras emociones, el buen o mal funcionamiento de los mismos, depende de la forma en que percibimos el mundo y reaccionamos ante las circunstancias.
Cada órgano se vincula con un grupo de emociones o pensamientos específicos, por lo que no resulta difícil saber la forma en que estamos afectando nuestro cuerpo a nivel emocional.

(AUTOR: RUBEN H. BOLMENE. METAFISICO. Puerto Rico)

¿DESAYUNO O NO DESAYUNO?

El Desayuno es importante en todas las edades, brinda energía y nutrientes necesarios para iniciar el nuevo día y reponer el “combustible” consumido durante la noche.

Beneficios del desayuno

  • Ayuda al rendimiento de los chicos en el colegio ya que favorece la concentración, la memoria y la conducta.
  • Mejora la capacidad física para jugar y hacer deportes en la mañana.
  • Aumenta el rendimiento y la productividad en el trabajo de los adultos.
  • Contribuye al mantenimiento de un peso corporal adecuado ya que quien no desayuna tiende a consumir en el transcurso de la mañana o en otras comidas alimentos energéticos y con mayor contenido de grasa.

Alimentos claves para el desayuno.

  1. LACTEOS: Leche, yogur, quesos
  2. CEREALES: Pan , copos de cereales, tostadas
  3. FRUTAS: Enteras, en ensaladas, en licuados o jugos, cocidas o frescas

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)

ACTIVIDAD FÍSICA EN LOS NIÑOS

Durante la infancia y la adolescencia se perfila el tipo de evolución que tendrá la conducta alimentaria y el estilo de vida de una persona. Esto significa que el estilo de vida saludable que se establezca en ese período ejercerá una influencia para su salud futura. Pensemos en los beneficios que los niños y jóvenes obtienen al practicar deportes o alguna actividad física. La práctica de actividad física tiene innumerables beneficios en el organismo, entre otros:

  • Favorece el fortalecimiento de los huesos.
  • Contrarresta la obesidad.
  • Aumenta la masa muscular, haciéndolos más fuertes y resistentes.
  • Reduce el riesgo de enfermedad del corazón.
  • Estabiliza los valores de glucosa o azúcares en la sangre, previniendo la diabetes.
  • Aumenta la liberación de Endorfinas (hormas que generan sensación de bienestar).
  • Mejora la capacidad y resistencia respiratoria.
  • Mantiene estable los valores de la presión arterial.

El 25 % de los niños en Argentina pesan más de lo que debieran, debido a una mala alimentación y a la falta de movimiento. Moverte entre 20 y 30 minutos al día te protege de las enfermedades ya mencionadas. Podés andar en bicicleta, saltar la soga, patinar o hacer algún deporte con tus amigos como fútbol, básquet, tenis, natación, vóley, entre otros.

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)

HIDRATACIÓN
  • El agua es un componente muy importante de nuestro cuerpo. Nuestro metabolismo no funcionaría sino tomásemos agua. La necesita para que los alimentos puedan transformarse en energía.
  • El agua es importante para nuestro cuerpo, cerebro, músculos, y la única forma que tenemos de obtenerla es tomándola como bebida. Por eso necesitamos tomar mucha agua durante el día y cuando hace calor el cuerpo necesita mayor cantidad.
  • El agua destinada al consumo debe reunir condiciones mínimas de salubridad, ya que hoy se ven aguas contaminadas, que no son aptas para tal fin.
  • La bebida de elección durante todo el día y con las comidas, es el AGUA POTABLE, ya que es la que realmente hidrata y ayuda a los músculos y riñones a trabajar correctamente.

El agua eliminada cotidianamente debe ser reemplazada en las mismas proporciones a fin de que nuestro “balance  de agua” esté siempre equilibrado. Efectivamente aún sin realizar ninguna actividad física, el cuerpo pierde agua, por los pulmones, la piel y la orina. Si estas pérdidas no son compensadas, el cuerpo se deshidrata.

Consejos para tomar líquidos

  1. Beba al menos 1,5 a 2 litros de agua por día, repartidos durante la jornada.
  2. Trate siempre de tener una bebida al alcance de su mano.
  3. Consuma agua con cada comida.
  4. Beba en pequeños sorbos.
  5. Piense en la alimentación por absorción de agua: cuanto un alimento es más rico en agua, menos energía o calorías proporciona.
  6. Las sopas claras y poco saladas son igualmente buena fuente de líquido.

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)

REFRIGERACIÓN DE ALIMENTOS

Los tiempos indicados de refrigeración (2 a 8°c) te ayudarán a mantener inocuos los alimentos y sin descomponerse. El congelamiento (-18°c) mantiene los alimentos inocuos por un tiempo indefinido, por lo tanto los tiempos indicados de congelamiento se refieren sólo a la conservación de la calidad del alimento.

PRODUCTO                                    REFRIGERADOR  (2 a 8°C)                    CONGELADOR (-18°C)

Huevo fresco                                        3 a 5 semanas                                         No congelar
Huevo duro                                          1 semana                                                 No congelar
Mayonesa                                            2 meses                                                   No congelar
Comidas listas congeladas                                                                                   3 a 4 meses
Productos de fiambrería                      3 a 5 días
Salchichas envase abierto                   1 semana                                                 1 a 2 meses
Salchichas envase cerrado                  2 semanas                                               1 a 2 meses
Jamón cocido envasado al
vacío con fecha                            utilizar hasta la fecha del paquete                   1 a 2 meses
Jamón cocido en fetas                        3 a 4 días                                                  1 a 2 meses
Hamburguesas y albóndigas              1 a 2 días                                                  3 a 4 meses
Carne picada                                      1 a 2 días                                                  3 a 4 meses
Carne de ternera                                3 a 5 días                                                 6 a 12 meses
Carne de cerdo                                   3 a 5 días                                                 4 a 6 meses
Carne de pollo o pavo                        1 a 2 días                                                  1 año
Carne cocida                                      3 a 4 días                                                  2 a 3 meses
Salsas y caldos de carne                   1 a 2 días                                                  2 a 3 semanas
Sopas y guisos de verduras o carnes  3 a 4 días                                                2 a 3 meses
Pizza cocida                                       3 a 4 días                                                  1 a 2 meses
 
 
ETA (enfermedades transmitidas por alimento)

Las ETA constituyen actualmente uno de los problemas más importantes de salud pública a nivel mundial tanto en países desarrollados como en desarrollo. El conocimiento adecuado de buenas prácticas de higiene para manejar y preparar correctamente los alimentos puede ayudar en gran medida a mejorar la inocuidad y calidad de los alimentos en la región y, como consecuencia, a incrementar la seguridad alimentaria de los países. Para que la ciudadanía se identifique con el problema e incorpore en sus culturas de salud los comportamientos deseables y continúen difundiendo los conceptos, es fundamental enseñar a la gente, empezando con los niños, como cuidar su salud comiendo de manera sana y sin contaminación.

Tener en cuenta estos consejos:

  1. Cuida la higiene y la inocuidad de tus alimentos.
  2. Obtén sólo alimentos y materias primas de origen seguro y conocido.
  3. Mantén una dieta nutritiva y variada.
  4. Enfría adecuadamente los alimentos luego de prepararlos.
  5. Separa los alimentos crudos de los cocidos y cocínalos completamente.
  6. Asegura el uso sólo de agua potable o tratada en la preparación de los alimentos.
  7. No dejes de lavarte las manos, las superficies y los utensillos al preparar alimentos.
  8. Observa si no hay signos de descomposición del alimento.

Recordar que:

  • Para que el agua sea segura hay que hervirla al menos 10 minutos o ponerle 2 gotas de cloro por litro y dejarla reposar media hora.
  • Carnes de vaca: debe estar brillante, firme, húmeda y oler bien.
  • Carnes de pescado: ojos brillantes, escamas firmes y oler bien.
  • Carnes de cerdo: debe estar rosada, oler bien, brillante y no tener puntos blancos o manchas.
  • Carnes de pollo: oler bien, si está verdoso, se le cae la piel o está pegajoso no consumirlo
  • Huevos: para saber si está en buen estado meterlo en un vaso con agua y
  • Si se va al fondo: está bueno
  • Si se queda a la mitad: consumirlo ya
  • Si flota: hay que tirarlo

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)

GRUPO DE ALIMENTOS

La pirámide alimentaria refleja cuatro aspectos importantes de la alimentación cotidiana:

  • El consumo de una amplia variedad de alimentos
  • La incorporación de alimentos de todos los grupos a lo largo del día
  • Las proporciones adecuadas de grupo de alimentos
  • El uso de agua potable, tanto para beber como para preparar los alimentos

En ella los alimentos se reúnen en 6 grupos básicos, de acuerdo a los nutrientes que aporten y a la función que cumplen estos en nuestro organismo. Todos los grupos de alimentos son importantes, al consumirlos en las cantidades adecuadas nos ayudan a vivir con salud.

Grupo 1: formado por los cereales, incluyendo el pan, pastas, arroz, harinas, féculas, avena: estos nos aportan una gran cantidad de almidones (hidratos de carbono complejo), que son buenos porque se absorben lentamente y contienen vitaminas del complejo B y fibras. Son proveedores de la mayor parte de la energía de la dieta, es decir, son alimentos energéticos.

Grupo 2: incluyen alimentos vegetales como las verduras y legumbres. Es necesario ingerirlos porque son ricos en vitaminas, minerales y fibra dietética. Además aportan cantidades reducidas de calorías, favorecen el buen funcionamiento de todos los aparatos y sistemas del organismo y el mantenimiento de todos los procesos metabólicos.

Grupo 3: formado por las frutas, aportan al organismo importantes cantidades de vitaminas, minerales, fibra y fructuosa, que es el azúcar de las frutas. Otorgándole a nuestro cuerpo, a través de ellas, energía y el placer de su sabor dulce.

Grupo 4: los lácteos, aportan proteínas de alto valor biológico, es decir de óptima calidad, calcio, fósforo, hierro, zinc, vitaminas del complejo B. Las proteínas son las encargadas de formar los tejidos de nuestro organismo, los mantienen y reparan. El calcio es una sustancia esencial para la formación y reparación de huesos y dientes.

Grupo 5: es el de las carnes y huevos, aportan proteína de alta calidad, hierro, fósforo, zinc, vitaminas del complejo B.

Grupo 6: las grasas, este grupo sólo aporta energía, con pocos nutrientes esenciales. Por ello se considera simplemente un complemento de los demás grupos. Corresponden a este grupo: aceite, manteca, crema de leche

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)

INFANCIA 2 A 5 AÑOS: PAUTAS ALIMENTARIAS

¿Qué está pasando?

  • Mejoran gradualmente su capacidad para morder, masticar y tragar.
  • Aprenden a usar cubiertos adaptados para niños (primero vaso y taza, luego tenedor y cuchara).
  • Observan y copian las conductas alimentarias de los mayores (gran influencia en preferencias, rechazos y en la forma de comer).
  • Al comenzar el jardín de infantes, sus compañeros también comienzan a ser influyentes.
  • Al principio del período, los berrinches son frecuentes: son la forma de investigar situaciones que los preocupan y de medir las reacciones de los adultos, buscando hasta donde llega su libertad. Es importante poner los límites necesarios.
  • La velocidad de crecimiento disminuye y aumentan menos de peso.
  • El apetito puede ser muy irregular.

Consejos

  • Ofrecer 4 comidas diarias y 1 ó 2 colaciones.
  • Mantener ciertas rutinas en los horarios de las comidas.
  • Evitar el “picoteo” entre comidas.
  • Comer al menos una de las comidas diarias en familia.
  • Evitar la TV y otras distracciones a la hora de comer.
  • Permitirle experimentar diferentes texturas y diferentes comidas con un mismo alimento.
  • Darle la oportunidad de presenciar y participar del momento de la compra y elaboración de los alimentos.
  • Suspender gradualmente el uso de la mamadera y estimularlo a que use taza o vaso.
  • No usar la comida como premio o castigo.
  • Nunca forzarlo a comer. Respetar sus señales de apetito o saciedad, permitiéndole decidir cuánto come.
  • Cuidar la higiene durante la preparación del alimento.
  • Permitirle que coma solo, ofreciéndole ayuda cuando es necesario.
  • Ofrecerle la oportunidad de elegir, por ejemplo entre dos frutas o dos verduras diferentes.
  • Incorporar alimentos y comidas nuevas, e invitarlo a identificarlas por sus colores, formas y texturas.
  • Controlar la temperatura de los alimentos, especialmente si se utiliza microondas.

Los SÍ y los NO

¡SI!

  • Verduras de todos los colores.
  • Cereales (pan, pastas, arroz, cereales para desayuno).
  • Huevo bien cocido.
  • Frutas frescas y de estación, bien lavadas y peladas.
  • Aceites vegetales.
  • Lácteos: leche, yogur, postres y quesos.
  • Para beber, agua potable o jugos naturales de frutas.
  • Alimentos rico en hierro:
  • Carne (vaca, pollo, pescado).
  • Hígado.
  • Legumbres (lentejas, garbanzos, porotos).
  • Vegetales verdes.
  • Lácteos o cereales fortificados.

Mejoran la absorción del hierro:

  • Tomate y frutas cítricas.

Inhiben la absorción del hierro:

  • Bebidas cola, té, café, mate y leche de vaca.

¡NO!

  • Gaseosas, bebidas azucaradas o golosinas en exceso.
  • Sal agregada (incluyendo productos enlatados y caldos comerciales).
  • Consumo en exceso de fiambres, hamburguesas y salchichas.
  • Productos elaborados con soja, ya que la misma inhibe la absorción del calcio, entre otras cosas.
  • Alimentos que por su tamaño tienen mayor riesgo de aspiración (por ejemplo: maní, semillas de girasol, nueces, caramelos, confites, uvas, pochoclo, aceitunas, zanahoria cruda, trozos de manzana, queso o carne).

(FUENTE: DENISE ALOD. NUTRICIONISTA CENTRO MEDICO PROMAD)